Un regalo para Teresa

Y os preguntareis, ¿quién es Teresa? Es la hija de unos amigos que nació el pasado septiembre. Nada más saber de su nacimiento empecé a tejerle su regalo.
No sé porqué no me gusta tejer para ningún bebé que no haya nacido. Aunque haga alguna excepción, prefiero esperarme a que esté con nosotros. Tal vez es por el miedo ancestral que tenemos todas las madres a que algo le pase al futuro bebé. Y, en ese caso, cuantos más recuerdos tengamos de él, más doloroso. Aunque, sinceramente, no conozco ningún caso de esos. Todos los bebés para los que he tejido han nacido bien sanotes.

En fin, comencé una mantilla para Teresa, esperando en diez-quince días estuviera lista. Este fue el modelo elegido, de la revista " I Can't Believe I'm Lace Knitting"
Agarré la lana de bebé Mimo que tenia en mi "stash" (a mi me gusta más decir alijo, porque suena como el tesoro de los piratas), y comencé.

La mantilla iba viento en popa... pero se acabó la lana. Mientras mi amiga Pilar me mandaba más, decidí ir bordando la tira con su nombre para confeccionarle una bolsita (en principio era una pañalera, luego el uso puede ser diverso, a elección de la mamá de Teresa).
Elegidas la tela, la tira para bordar, los colores y las letras (esto último fue lo más dificil y requirió de la opinión de mis amigas Mosqueteras, al final las elegí de "Encyclopedie des alphabets №5 les bebes").

El nombre de "Teresa" poco a poco fue surgiendo entre lazos rosas y letras verdes.

Era hora de seguir con la toquilla...

Pero la puntilla era taaaan pesada, otros proyectos se metieron por medio... y fueron pasando los días, las semanas y hasta los meses.
Hasta que pensé que si no terminaba pronto, la toquilla solo le taparía los pies. Me armé de paciencia y en unos cuantos días... ¡¡TERMINADA!!
Solo había que coser (un churro, por eso no os lo muestro) y bloquear
Una cinta rosa (creo que debería haber sido más ancha), y la toquilla está acabada.
No es que haya cambiado el color de la toquilla, es que las fotos de noche y con el móvil, no quedan bien. Pero, no podía esperar, al día después tenía que enviarla.

Terminar la pañalera fue mucho más fácil. Apenas media hora de máquina y un poco de paciencia para meter las cintas y los abalorios.

El regalo para Teresa, después de dos meses largos, estaba terminado... ahora, podía dedicarme a otra labor.
 

Los patrones por si alguna queréis imitarme... la toquilla y las letras

Un cuello moebius

Cuando visité a mi hermano el pasado sábado, sabiendo mi afición a las agujas me enseñó este cuello y me dijo "¿Sabrías cómo se hace?"

Era un cuello Moebius. Según Wikipedia, August Ferdinand Möbius (17 de noviembre de 1790, Schulpforta, Sajonia, Alemania - 26 de septiembre de 1868, Leipzig) fue un matemático alemán y astrónomo teórico. Es muy conocido por su descubrimiento de la banda de Möbius, junto al matemático alemán Johann Benedict Listing. Se trata de una superficie de dos dimensiones no orientable con solamente un lado cuando está sumergido en el espacio euclidiano tridimensional. Es decir un círculo que gira formando la figura del infinito.

Le dije, "Creo que va cosido", Pero ni él ni yo estábamos seguros. Así es que decidí buscar el patrón e investigar un poquillo. Nunca había tejido uno.
El diseño era de Doris Chan y el chal se llamaba Snow Day, que podeis ver en Ravelry. Efectivamente, no llevaba costura. Tal como allí dice (más o menos traducido: "para la elaboración de una capucha de Moebius se trabajó desde el centro hacia el exterior en un bucle continuo."

Como el patrón era de pago (y no es de los baratos), decidí preguntar a mi grupo de amigas del face, si alguna lo había hecho y sabía como.
Al poco tiempo Carmen me puso un esquema creado por ella:
Y Teresa me enlazó a este vídeo...


Listo, no tenía el patrón pero podía recrearlo. Agarré unas lanitas que me regalaron con una revista. (Eclair de Bergere de France), me parecieron apropiadas por su grosor y su puntito de "pelo"... voilá

Pero tenía poca lana, y ese punto llevaba bastante. Así es que decidí buscar algún punto más sencillo, y si fuese multicolor mejor. Me fui de nuevo a Ravelry y encontré este cuello (también Moebius, y también de pago): Souther Lights Cowl
Este punto (llamado V-stitch) era sencillo, y no necesitaba ayuda. Solo había que girar en la primera vuelta tal como se ve en el vídeo anterior o en este otro de Drops (sin rollo-introdución en inglés inicial)


Pero siguiendo el patrón del V-stitch

Listo, ya tengo mi cuello Moebius. Me hubiera gustado un poco más grande (como se ven los otros en las fotos), pero no había más lana.

Ya os he dado todas las claves para que os tejais uno calentito para este invierno. Por si lo preguntais para la medida, está tejido con agujas de 6 mm y lleva 100 cadenetas iniciales.

Un conjunto para bebé.

Conocí una chica mexicana que vino a vivir a mi piso de Salamanca, Helodys. Cuando me preguntó si quería algo de su país le dije que "Lanas". Y esto me trajo en su maleta.
Aún no sé que haré con ellas, pues quiero algo especial y único.

Mi amiga Helo, tendrá un bebé en febrero, y quería tejerle un conjunto para que se lo llevara cuando regrese. Ya tenía elegido el modelo, era de la revista Muestras y Motivos, nº 15... pero pensé que tendría mucho tiempo. .

Hace algunos días recibí unas nuevas agujas de caseína de Knitting France. Un material un poco "raro" para fabricar agujas. Por eso, en cuanto las recibí quise probarlas. Y pensé en los patucos para el bebé.
En una tarde estuvieron listos.
El jersey ya lo tejería más tarde. Pero cambiaron los planes de Helo, y tuvo que regresar a México. Tenía pocos días... había que tejerlo rapidito. 
Esta vez tuve que usar agujas circulares pues eran muchos puntos. Me encantan las de bambú de Chia goo. Tienen una punta aguzada, son suaves y cálidas y su cable gira para evitar enredos. Solo tienen un inconveniente, no las venden en España y tengo que comprarlas a Alemania o USA.

A lo que voy, que me enredo hablando de agujas que es todo un vicio. El jersecito (un poco pesadito con tantos puntos) estuvo listo en cuatro días. Primero las mangas, luego el cuerpo, y por último el canesú...
Cosemos las costuras, ponemos las cintas, y cosemos los botones.
Listo para viajar a Hermosillo. Solo espero que sea un bebe sanote y vérselo puesto en una foto. 

Y por si estáis interesados, os diré que las agujas de caseína son suaves, cálidas, ligeras... pero no son rígidas y se cimbrean mucho al tejer.

Si alguna quereis el patrón, dejadme vuestro e-mail y os lo enviaré.

Bolso para "pasear" el tejido.

Aprovechando los maravillosos días de otoño que tenemos, me gusta salir a pasear con mi perra Sacher, el campo está precioso y a ella le gusta correr.
... pero yo me aburro.
Así es que pensé llevarme el punto, pero ¿en una bolsa de plástico?. Como que no, hay que ser un poco más creativa.
Dandole vueltas, pensé en un bolso similar al que llevaban las mujeres del siglo XIX colgado de la muñeca. Algo así...


Pero más grande claro. Era fácil de abrir y cerrar. Además abierto podría quedar como un cestillo para que la lana no se manchase en el campo.
Uno vez bien pensado el modelo, puse manos a la obra: dos círculos de tela, un bolsillo exterior con cremallera, unas cintas y abalorios... y listo.

Por dentro

Por fuera

Abierto tipo cesto

Medio abierto para que sólo salga el hilo

Y cerrado para llevarlo

 Como veis ocupa poco y cabe mucho... Ha sido todo un éxito entre mis amigas, así es que ya sé que regalarles por Navidad.


Ahora ya puedo tejer donde quiera y cómo quiera mi labor no sufrirá.

Gorro Proyecto Galban

Pilar, la de "Lanas & Coffee" organizó el pasado día 20 un evento para tejer gorros para la Asociación Galban , una asociación de familias de niños con cáncer.



Me hubiera gustado ir en persona y pasar ese día con mi amiga... pero Avilés está un pelín lejos de Madroñal. Aún así aproveché para tejer mi pequeña contribución, y así "unirme" al grupo.

Y este fue el proceso...




Y este el resultado...


Espero que haya algún niño al que le guste.

El patrón... Pumpkin Hat by Jill Albert Allen
 

Labores en el desván Template by Ipietoon Cute Blog Design