Bolso de otoño

Con la llegada del otoño había que hacer algún bolso de acuerdo con la estación, con tonos de color y texturas más cálidas. Así es que rebusqué en el baúl de los ovillos comprados este verano, seleccioné los que había pedido a Ovillos.com, calidad Cheni Tweed y la tela que había comprado en Leyre y me puse manos a la tarea.

A pesar de que tuve que deshacer más de seis vueltas del dibujo (porque iba demasiado ancho), lo terminé a las tres de la madrugada... había que estrenarlo hoy en mi viaje a la ciudad.
Este es el dibujo que elegí, de la revista japonesa Crochet 262 Patterns, en concreto este:


Aunque, como es habitual, con algunas modificaciones. No hice el punto de cadeneta entre los grupos de varetas para evitar que quedara demasiado "agujero", y cambié de color cada dos vueltas en ambos colores. La primera vuelta la hice toda de varetas o puntos altos, aunque cada tres varetas saltaba un punto bajo de la base (esto lo hice cuando repetí las primeras vueltas para evitar que me quedara abanicado).

Y aquí tenéis el bolso otoñal por delante...


De lado... (para que veais el detalle de la inserción del asa larga)


Por debajo....


Por dentro (no puse cremallera porque no tenía en casa)


... y, colgado.



Creo que lo usaré bastante, es del color de los zapatos que más uso en mis viajes a la ciudad, además su capacidad es la justa y es muy cómodo de llevar.
Ahora debo seguir con todas las labores que tengo empezadas: calcetines, afganos, mochilas... uff, se presenta un otoño muy "tejedor".

Chal de flores...

No sé yo si se podrían llamar grannys porque en realidad está hecho a base de motivos, en este caso hexagonales, y unidos entre sí. Pero por si meto la pata y los grannys son de vivos colores o son solo cuadrados pues diremos de flores.
Empezó como a lo tonto... había pedido unas lanas para amigurumis de la calidad Pradera de Stop, pero eran un poquito más gorditas que las que yo uso (Optima de Stop, Rafaela de Lanas Urbano, Leda de Ofil, o Gala de LM) como comprobé al tejer la mariquita... así es que pensé que podía hacer algo con ellas.
En una revista nipona (Crochet motif 2009) encontré esta bufanda.


Hice algunas modificaciones y comencé a hacer mi chal (o chalina o "trapajo" como yo los llamo) porque bufandas no uso pero trapajos sí, es la prenda que más uso en invierno en vez de abrigo. Un buen trapajo que te envuelva encima de un jersey de buena lana y vas bien abrigadita.

Este es el esquema de la revista...


Y este es mi paso a paso en la realización de mi trapajo






Lo más destacable es que uní los motivos por cuatro sitios en los laterales del hexágono, en vez de dos como venía en el esquema, o que hice las esquinas de la última vuelta con tres palitos (o varetas) en cada piña en vez de dos para que quedara más tupidito y más sujeto.

La labor se quedó interrumpida a la mitad: se acabaron las lanas.


Es lo que suele ocurrir, haces algo para aprovechar unas lanas que te sobran, luego tienes que comprar más, y al final te vuelven a sobrar. Esta vez no me han sobrado porque lo hice todo lo grande que pude con los nuevos ovillos que compré.
Mientras llegaba la lana aproveché para hacer los amigurumis que os enseñé en entradas anteriores. Después retomé la labor y hace unos días quedó terminado. Aunque faltaba bloquear. Aunque haga calor todavía en estos días de septiembre, y no pueda usarlo me dije que lo mejor era terminarlo y guardarlo. Así es que lo dejé toda la noche en el suelo de la terraza mojadito y estiradito...


Y ya está, listo para que llegue el frío. Vista por delante:


Vista por detrás:

Aunque parezca azul, es morado (cosas de las imágenes digitales), y como diría mi madre (si viviese) "muy oscurito". Sé que a ella le hubiese gustado, lo mismo que le ha gustado a los pequeñines de la casa:

A Neska...


A Nata...


que no esperaron a que lo terminara para estrenarlo echándose un buen sueño.

Si alguno/a os apetece hacerlo y tenéis dudas podéis preguntarme y si queréis, mandarme fotos del resultado. Prometo ponerlas en el blog.

Mochila Monster High

Le había prometido a Lucía para su cumple una mochila, y ya había pasado casi un mes (fue el 17 de Agosto). Así es que no quise dejar pasar más tiempo: Había terminado el chal de flores (ya pondré la entrada cuando termine con las fotos), y todavía no tenía la lana para los calcetines.
Como sé que Lucía es una fans de las Monster Highs, preferí hacerle un aplique con el logo de estas muñecas, para las que no las conozcan es una calavera con un lazo rosa... pero por más que busqué no encontré ningún patrón que me guiara para hacerlo. No me quedó más remedio que copiar la imagen, pasarla por el programa de punto de cruz de PCStich, y reformarlo para que quedara simétrica y que quedara sencilla para poder hacerla a ganchillo.
¿Y la técnica? Pues esta vez dejé el ganchillo, y me incliné por el punto, pero tejido con aguja circular. Con la nueva aguja que había comprado en Téjeme (un diez para Ana, me atendió por e-mail resolviéndome las dudas que tenía muy amablemente).


Aunque en principio puedan parecer raritas, así cuadradas, se trabaja muy bien y la mano no se durmió. Además las agujas circulares, que antes solo había usado para cuellos, son muy buenas para no forzar la postura de la columna, el tejido no pesa y se avanza rápidamente.

En fin, después de este elogio para este tipo de agujas, vamos a lo que interesa... las fotos de la mochila.

Por delante...


Por detrás...


Por dentro


Detalle del aplique (dije que había dejado el ganchillo, pero en realidad no lo dejé al 100%, pues el aplique va hecho a ganchillo)


Solo añadir que el asa y los adornos negros de la mochila van hechos a ganchillo. Además de forro de tela, lleva guata, para que la mochila tenga más cuerpo.

Y esta tarde, se la entregué a su nueva propietaria que la luce tan feliz...


Ni que decir tiene que está encantada...


Modestia aparte, creo que me ha quedado preciosa ¿verdad?

EDITO: Como muchas me habéis pedido el patrón os pongo el diseño de la calavera.




Las "pestañas" van bordadas al lado exterior de cada ojo. También hice dos vueltas a punto bajo en negro todo alrededor de la cara. Y, por último, hice el lazo: unos 12  puntos de cadeneta, más o menos dependiendo del grosor de la lana, haces 8 vueltas en punto baajo (idea y vuelta) y una negra todo alrededor.
La mochila en sí, va tejido a dos agujas en punto liso. Se inicia en la parte inferior, con 12 puntos, y hacemos la primera vuelta utilizando la misma técnica que para los calcetines, (ver el video: Judy's Magic Cast-On)  Realizamos un punto derecho, colocamos un marcador, 10 puntos derecho, otro marcador, 1 punto derecho; Sobre los otros 12 puntos de la otra aguja hacemos igual. 
Cada dos vueltas, aumentamos un punto donde están los marcadores (podéis usar la técnica que más os guste, lo mejor es que no quede "agujero" asi es que podéis echar una hebra y en la vuelta siguiente hacer un punto derecho retorcido).
Cuando tengáis el ancho que deseéis para el fondo de la mochila,  haced dos vueltas en negro en punto del revés. Continuad en punto jersey hasta el alto deseado.
Hacer en la siguiente vuelta los "agujeros" para pasar los cordones. ¿Cómo? Facilmente: 2 puntos del derecho juntos, 1 hebra*, así hasta terminar la vuelta.
Seguir unos 4 centímetros a elástico 1/1. Cerrar y... ya está.
Bueno, estar terminado del todo, no... solo el punto. Ahora habría que colocar el dibujo de ganchillo, hacer el cordón, el forro de tela, guatearlo, unirlo... en fin todo eso que completa y deja bien bonita la mochila.

Creo que se entiende, pero si hay dudas, escribidme.

El camaleón Pascal.

Terminé el amirugumi que me pidió Julia, justita de tiempo pero se lo pudo llevar.




Un bicho muy raro ¿no? Según la autora de los patrones es en honor de Pascal, el de la película de Enredados. El patrón, en el mismo sitio que el pinguino: Lanas y ovillos. Si os preguntais por qué lleva las patas de otro color, simplemente es que se me acabó la lana verde, y de entre todos los otros verdes que yo tenía Julia eligió ese para las patas.

Un pequeño pingüino

Este fue el que eligió Lucía.



Si os gusta, teneis los patrones en Lanas y ovillos, aunque yo lo hice un poquito más alto y las aletas un poco más largas (similares al lado largo del lazo de la hello Kitty azul).
Este amigurumi es muy fácil de hacer y tiene un tamaño ideal para un llavero.
Ahora solo me falta terminar el camaleón que pidió Julia. Espero hacerlo esta noche.

El mismo hilo, dos bolsos distintos.

Estos los terminé el sábado, pero no quise ponerlos en la red hasta que no los tuvieran sus legítimas propietarias.
El hilo usado en los dos es el mismo, cambia el estilo y el tamaño. Aunque una de ellas lo había elegido, a la otra le cayó de sorpresa tanto el bolso como el modelo... Solo pensaba hacer uno, pero si un hijo quiere hacer un regalo especial a su chica, el otro también quiere... y al final la pobre madre es la que teje.
Estos son los bolsos...


El de la izquierda es para mi hijo pequeño (para que lo regale, explico), o sea es para Sandra. El de la derecha es para mi hijo mayor, es decir para su chica (que prefiere quede en el anonimato).

El bolso grande:

Es de la revista japonesa Petanko Kawaii 26 Style. La diferencia es que le puse la flor mezclando la de ambos bolsos y en "colores".




Para los interesados, diré que las bolitas las rellené como si fuesen amigurumis. También lo forré con tela y su correspondiente bolsillito con cremallera que viene muy bien para guardar cositas que nos queremos que se pierdan entre el resto de lo que llevamos en el bolso.

El resultado



El bolso pequeño

A pesar de tener varias revistas de bolsos, no me acababa de gustar ninguno, quería algo diferente a lo que había hecho. Así es que rebuscando encontré este...




La flor era "rara" y no venía muy bien cómo se hacía. Así es que rebusqué y encontré en la revista japonesa
Lady Boutique Series no. 2544: Flower Crochet la florecilla que le puse.

La calidad no es muy buena pero es como venía en la revista.
Después de almidonar las flores, hacerle las asas, forrarla, etc...este es el resultado.



Sé de buena tinta que a ambas les han gustado sus regalos... o al menos eso es lo que me han dicho mis hijos. ¿Será para que les haga más en el futuro?
 

Labores en el desván Template by Ipietoon Cute Blog Design